Cuando pensamos en una nueva cocina, hay diferentes elementos que se pueden adecuar mejor o peor, dado el espacio de la misma. Así, además de la disposición del mobiliario y de la encimera, siempre se puede pensar en agregar algún elemento más que sirva para ofrecer un espacio extra de trabajo o un lugar en el que poder desayunar e incluso comer si hiciera falta.

En este sentido, podemos encontrar tres elementos más a añadir a una cocina “básica”: una isla, una península o una barra. Pues bien, en el artículo de hoy nos queremos detener en las barras de cocina y, en concreto, de lo que tiene que medir para que cumpla perfectamente sus funciones.

A diferencia de una isla o de una península, una de las principales ventajas que tiene una barra es que no ocupa una gran superficie y se puede adaptar a cualquier superficie, ya sea una cocina abierta, con una distribución en L, de forma alargada o cuadrada.

Tal y como hemos comentado, es un lugar perfecto para desayunar, tanto para los más pequeños como para los adultos, puesto que tienes un espacio para comer de forma rápida, sin distracciones y sin necesidad de “montar la mesa”.

Como expertos en el diseño de cocinas, os vamos a hablar de este elemento. Aquí, puede saber más sobre los diseños de barras de cocina que implementamos.

Ahora, vamos a ver que tienen que medir todas las barras de cocina para cumplir, a la perfección, su cometido. Es decir, vamos a hablar de las diferentes dimensiones, tanto en altura como en longitud y anchura de la barra de cocina.

Altura de la Barra de Cocina

Una de las mayores dudas que surgen acerca de la barra de cocina tiene que ver con su altura. Como bien sabemos, la encimera suele tener una altura en torno a los 90 centímetros de altura. Por ello, el mínimo de una barra de cocina deberá de ser el mismo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que una de las funciones de la barra es el poder estar sentado, por lo que los 90 centímetros se pueden quedar cortos para personas con envergadura y cuyas piernas no quepan debajo de esta altura al estar sentado. En este sentido, la altura de la barra de cocina se puede llegara a elevar a los 105 centímetros.

Anchura de una Barra de Cocina

Otro aspecto a determinar de la barra de cocina tiene que ver con su anchura. En los casos de cocinas muy pequeñas, la barra tiene que asegurar, por lo menos, que quepa un plato y un vaso de forma cómoda. Para ello, con 45-50 centímetros de anchura, es suficiente y suele ser habitual en las denominadas como “barras de pared”.

Una vez superado ese mínimo, una barra de cocina puede tener una anchura de hasta 90 centímetros, en el caso de que sea una barra que funcione como extensión de la encimera. Lo más frecuente, de todas maneras, es que la anchura de una barra de cocina sea de unos 60 centímetros.

Longitud de una Barra de Cocina

Como es lógico, la longitud de una barra de cocina tiene unos mínimos a cumplir. En casos de cocinas muy estrechas, una barra debe de tener un mínimo de 90 centímetros para poder tener un hueco para comer y el espacio para colocar el soporte de la barra.

En el caso de la longitud de una barra de cocina, lo más habitual es que se encuentre entre los 120 y los 180 centímetros, para así adaptarse a todas las posibilidades que ofrece una cocina.

Sabiendo esto, seguro que tienes más claro cuáles son las dimensiones de una barra de cocina y cómo la puedes adaptar a cualquier tipo de cocina.