Cuando tratamos de decorar una habitación, siempre hay elementos más difíciles de integrar que otros. En el salón es el televisor, en un despacho la torre del ordenador y en una cocina…… los electrodomésticos. Es cierto que la industria del electrodoméstico ha realizado importantes esfuerzos en el diseño de sus productos para tratar de evitar que sean «tapados», pero al final la tendencia y la estética priman cada día más en una cocina donde el minimalismo camina de la mano del orden y la limpieza.

Sin embargo, «esconder» los electrodomésticos no resulta precisamente barato. Es habitual que en Zaragoza los clientes se decidan por una lavadora y un lavavajillas de integración que van ocultos tras una puerta como si de un mueble más se tratase, pero no es tan habitual decidirse por un frigorífico combi de integración, un mueble columna de horno + micro oculto, o un fregadero con grifo abatible + tapa, por el mayor coste de estas últimas soluciones.

Hoy vamos a hablar de un producto que cuesta mucho integrar en la cocina, la campana extractora y que aunque nos hemos acostumbrado a verlo en nuestras cocinas como «normal» no deja de ser una chimenea que coordina más bien poco con el resto del espacio.

En campanas de extracción, disponemos de las siguientes posibilidades:

  • Campanas llamadas «decorativas» que en muchos casos tienen de decorativas solamente el calificativo, y en otros aportan algo de diseño en la cocina.
  • Campanas extensibles: las de toda la vida, que van dentro de un mueble y que disponen de una parte «móvil» hacia afuera que hace de «visera» ya que absorbe muy poco. Cuando la cocina está recogida solamente queda visible el frente de esta parte móvil.
  • Grupos filtrantes: que van íntegramente dentro del mueble y en consecuencia están completamente ocultos sin estropear el diseño de la cocina.
  • Campanas de techo: que van situadas en el falso techo de la cocina, pasando desapercibidos y dotando de una limpieza visual enorme a todo el ambiente, puesto que no ocupan espacio.

La campana que hoy nos ocupa es el modelo de Pando E 260. Pando es un fabricante español especializado en campanas extractoras, con un catálogo de extracción muchísimo más amplio y completo, que el de un fabricante de electrodomésticos generalista. Por eso, sea cual sea su presupuesto de cocina, siempre estudiamos si hay algún modelo de Pando que nos aporte un plus, frente a la opción del fabricante generalista. La campana E260 dispone de un silenciosa y potente motorización, para evacuar eficazmente los humos y vapores resultantes de la cocción. Se maneja con un mando a distancia y se coloca sobre islas, permitiéndonos cocinar sin obstáculos físicos ni visuales y aportándonos además una excelente iluminación. Pando también dispone de modelos de campana de techo para colocar junto a la pared, de manera que en cualquier cocina (la suya, por ejemplo) se puede dejar la parte alta sin muebles o muy aligerada y colocar una campana de techo que quedará totalmente mimetizada en la cocina. Hay que estudiar cada caso puesto que técnicamente pueden surgir impedimentos, pero en Blunni siempre estará en buenas manos y solo la instalaremos cuando tengamos la completa seguridad de que el funcionamiento será correcto.

Si deseáis una cocina donde podáis mantener una conversación mientras cocináis con una campana silenciosa, donde los humos sean evacuados convenientemente reduciendo enormemente la necesidad de limpiar las puertas de los muebles y las paredes de la cocina, y donde estéis a gusto porque está proyectada y decorada con estilo ….. podéis venir a vernos a Blunni. Tenemos cocinas para todos los espacios y presupuestos, porque hacerlo bien y bonito cuesta lo mismo.

http://youtu.be/mO4k7jhGmY8