Si la cocina es suficientemente espaciosa nuestra primera prioridad siempre es intentar dejar una zona para comer en ella. En nuestra ciudad, normalmente las cocinas son pequeñas al contrario que sucede en las viviendas de la zona norte de la península y muchas de ellas no tienen la posibilidad de colocar una mesa de cocina.

Generalmente la solución para colocar una mesa de cocina en zaragoza solía pasar por simplemente instalar una mesa pequeña con sus sillas. Sin embargo hoy en día cuando se presenta esta oportunidad, bien porque la cocina es espaciosa, bien porque es una reforma en la que añadimos más espacio a la cocina, es cuando se abre un abanico de posibilidades:

1) Colocar una mesa de cocina y unas sillas, de esas de aluminio frías e incomodas. Es una solución práctica porque encontraremos mesas para casi todos los espacios, podemos prescindir de mantel utilizándola directamente y además resultan económicas. Por contra son materiales fríos que invitan poco a disfrutar de la comida y mucho menos de una sobremesa. Respecto a las sillas se adaptan perfectamente al espacio de la mesa, son fáciles de limpiar y también suelen ser económicas. Por contra siguen siendo frías, especialmente en invierno y poco cómodas puesto que a la rigidez de la superficie hay que añadir la poca ergonomía del asiento y el respaldo para que su fabricación resulte más barata (en comparación con una buena silla tapizada). En general estéticamente tienen muy poca gracia y si le sumamos una iluminación tipo Down light con luz fría, parece un ambiente decorado para comer rápido e irse a otra habitación. Al final el conjunto queda como una cocina y una mesa para comer.

2) Colocar una mesa con cuatro sillas «de hogar». Con una estructura de madera, tapizadas en polipiel o sin tapizar, siempre quedarán más cómodas, más cálidas y mucho más bonitas. Barbed Selección – la tienda de hogar (dormitorios, salones, etc) – que hay en la calle de al lado y con la que colaboramos estrechamente, tiene una exposición de 700m2 donde poder ver, tocar y elegir la mesa y las sillas que más nos gusten y encajen en nuestro presupuesto, de manera que el conjunto quede coordinado.

3) Realizar una mesa o una península en el mismo acabado que las puertas de la cocina (como en la foto que abre este artículo por ejemplo). Es una solución personalizada puesto que se hace en la misma fábrica que la cocina, pudiendo darle formas y dimensiones a nuestro gusto de manera que el conjunto quede armónico.

En Blunni tenemos proveedores para casi todos los gustos, estilos y presupuestos, pero cuando hay sitio para una zona de comer, la mayoría de nuestras clientas buscan la tercera opción.

¿Quieres una cocina con un espacio para comer en ella? En Blunni encontrarás lo que buscas y lo que desearás en cuanto te lo enseñemos. Ven a vernos y descubre que puedes tener una cocina buena y bonita a un buen precio.

mesa de cocina maderapeninsula mesa de cocina