En esta entrada presentamos una de nuestras últimas cocinas en zaragoza. Una cocina abierta al salón. Eliminar los tabiques que separan ambos espacios supone cambiar dos espacios independientes relativamente pequeños por un espacio único mucho mas grande, pasando de tener un salón pequeño y una cocina pequeña a un único espacio espectacular.

El inconveniente principal es que cuando diseñas una cocina abierta al salón, hay que hacerlo muy bien.

A nivel de diseño hay que solucionar los espacios bien para que la cocina “funcione” y sea cómoda de utilizar, pero también hay que hacerlo con el salón.

A nivel técnico hay que diseñar instalaciones y elegir electrodomésticos de prestaciones adecuadas para minimizar la grasa, el ruido y los olores que se generan en la cocina … y que no deseamos en el salón.

A nivel estético es lo más difícil porque no es simplemente poner una cocina que estéticamente no tenga nada que ver con el salón; hay que intentar vincularlos. Existen diferentes formas de hacerlo, si bien muchas veces condicionadas de manera “dramática” por la presencia de vetustos muebles que el cliente ya poseé y que no encajan ni con calzador con la nueva estética. Otras veces el presupuesto también es un problema y el salón acaba vestido por muebles de “almacén de bricolaje”. En este caso la vinculación entre cocina y salón se realizo eligiendo un mismo color para muebles altos y barra, que además fue similar en los taburetes y la pared del salón.

Os dejamos con el video de esta cocina publicado por el canal de youtube DECOCASUAL.